El tercer capítulo de Patchers: Guardianes de internet ya está disponible en contigoconectados.com, de manera libre.

De acuerdo con el estudio nacional Contigo Conectados, el 31% de los niños y adolescentes encuestados reconoció que dejó de lado actividades con su familia por permanecer conectados a internet.

Es clave acercarse a los hijos y saber qué hacen y qué les gusta (mediación proactiva), para poder identificar las oportunidades que les brinda el uso de internet en su crecimiento personal, intelectual y/o artístico.

El estudio nacional desarrollado por Tigo y la Universidad Eafit entregó datos interesantes sobre el uso diario que le dan los niños y adolescentes a internet. De acuerdo con la encuesta, en promedio los menores permanecen en la web durante 3 horas y 31 minutos cada día. Asimismo, el 46% de los encuestados aseguró que utiliza internet todos los días.

Uno de los riesgos latentes es el uso excesivo de internet que se da cuando descuidamos aspectos de la vida cotidiana, como comer o dormir, y se emplea ese tiempo en permanecer conectados chateando, jugando, navegando, viendo videos, escuchando música, entre otros. En el estudio, el 31% de los niños y adolescentes encuestados reconoció que dejó de lado actividades con su familia por permanecer conectados a la web.

Se encontró que esta situación va acompañada con frecuencia de diversas problemáticas que generan señales de alerta como la soledad, la falta de autoestima, cambios de ánimo y carácter, mal rendimiento escolar, falta de interés por compartir con otros y ansiedad, entre otros aspectos. Estas señales se pueden intensificar cuando los niños están la mayor parte del tiempo conectados a internet. Sin embargo, está comprobado también que los juegos en línea desarrollan destrezas que pueden resultar valiosas en el crecimiento de los niños y adolescentes como la concentración y la rapidez mental.

La miniserie Patchers: Guardianes de internet (producida por Tigo y que ya completa más de 2 millones de reproducciones en YouTube) abordará este complejo tema en su tercer capítulo. En este episodio, el protagonista será Nicolás Díaz, un adolescente que es muy buen estudiante y desarrolla excelentes habilidades para los juegos en línea, pero por cuenta de ello, se aleja de su familia.

Ana Marina Jiménez, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Tigo, explicó que “uno de los atributos de la serie Patchers es que retrata episodios cotidianos que, quizás, hemos vivido con nuestros hijos, sobrinos o conocidos. El valor de este contenido es que entrega una propuesta para afrontar y superar estas situaciones que son comunes”.

En el caso particular del tercer capítulo de Patchers, los usuarios conocerán cómo en un primer momento se ve una mediación restrictiva, donde los papás de Nico prohíben que él haga uso de sus videojuegos, mientras intentan que Nicolás pase más tiempo con la familia.

Después de la intervención de Goti (el personaje virtual de la serie), se puede evidenciar una mediación proactiva, en la que los papás de Nico muestran interés por compartir con él sus hobbies e intereses. Así pues, se evidencia la necesidad de los papás por conocer los gustos de su hijo, generar acuerdos, compartir juntos una experiencia digital y además afianzar la confianza entre padres e hijos.

“Determinar cuál es el límite para saber cuándo nuestros hijos y menores a cargo están haciendo un uso excesivo de internet, es complejo. No se trata de evaluar cuántas horas pasan conectados, sino de conocer qué actividades hacen en ese periodo en el que se encuentran en línea, y a esto solo podemos llegar si tenemos una relación sólida basada en la confianza”, expresó Ana Marina Jiménez.

Datos sobre el uso excesivo de internet en Colombia

En el estudio realizado por Tigo para conocer el uso que los niños y adolescentes colombianos hacen de internet, se encontró que:

• El 78% de los encuestados lo destina al juego, mientras que el 41% manifiesta utilizarlo excesivamente, y dentro de este un 31% reconoce haber descuidado a su familia.

• El 49% de los encuestados experimenta sensación de molestia cuando no está conectado a internet.

• El 43% ha intentado navegar menos, pero no tuvo éxito.

• El 64% ha navegado en internet porque no tiene más que hacer.

• El 20% se ha quedado sin comer o dormir por estar conectado a internet.

Tres consejos para los padres y cuidadores

1. Llegue a acuerdos con sus hijos: Por ejemplo, cuando la familia esté en el comedor, ninguno debería estar conectado. Según la edad de los niños también se puede acordar con ellos que se conecten en espacios abiertos en los que los adultos puedan estar presentes, y no encerrados en sus habitaciones.

2. Defina días de la semana: ¿se pueden conectar toda la semana? O ¿solo durante el fin de semana? ¿o durante tres días? Acuerde con ellos los días de conexión. Tenga presente que con los adolescentes habrá que hacer acuerdos más amplios de una manera conciliada.

3. Defina los contenidos: es importante acordar qué contenidos consideran adecuados para ellos de acuerdo con su edad y sus intereses. Aquí es muy valioso invitarlos a que lleguen con propuestas de sitios y herramientas recomendadas.