Carolina Cortizo, Líder General de Wingo

La aerolínea lanza nuevas posibilidades virtuales para los viajeros cuyos vuelos se vieron afectados por el brote de COVID-19 en la región.

A través de la automatización y la autogestión, Wingo adelanta procesos para que los viajeros reciban soluciones en menor tiempo.

Tras la abrupta llegada del COVID-19 a la región, los cambios suscitados por el brote de esta pandemia y un panorama que todavía es incierto, Wingo se centra en la innovación y la tecnología para continuar enfocando sus esfuerzos en la atención de sus viajeros.

“Estamos ante la crisis más grave que ha afrontado la aviación comercial en su historia; sin embargo, en Wingo somos conscientes de que lo primero, en este momento, es el bienestar y salud de toda la población” aseguró Carolina Cortizo, Líder General de Wingo “Para asegurar nuestra sostenibilidad, vamos a necesitar de agilidad para entender los cambios, flexibilidad para adaptarnos a esta nueva realidad y de la buena onda que nos ha caracterizado con los viajeros. Es en eso en lo que ya nos hemos enfocado”.

Es por esto que, durante la coyuntura, la aerolínea aceleró sus procesos de innovación para diseñar soluciones ágiles pensadas para sus pasajeros.

El equipo de IT de Wingo desarrolló, en tiempo récord, una nueva funcionalidad para gestionar cambios de ruta y/o fecha de vuelo sin la intervención de un agente de call center, permitiendo hacerlo todo a través de su página web y alivianando la carga de trabajo para estos agentes.

Adicionalmente, la aerolínea también automatizó la solicitud de vouchers de reembolso para que los pasajeros afectados pudieran hacerlo instantáneamente y de manera digital con solo un par de clics; y así atender el altísimo número de solicitudes.

Todas estas opciones están disponibles en info.wingo.com; que además funciona como repositorio de información para mantener actualizados a los viajeros, en tiempo real, sobre las restricciones en cada uno de los países a los que vuela Wingo, así como sobre el estado de los vuelos.

“Respecto a la reanudación de nuestros vuelos, ya estamos trabajando en la red más conveniente para los viajeros y para la compañía, con el objetivo de seguir dándole alas a los latinoamericanos y de velar por la sostenibilidad de Wingo, una vez se reactiven las operaciones aéreas” puntualizó Cortizo “Esto será un proceso escalonado que tomará tiempo y que requerirá del compromiso de siempre de todos nuestros colaboradores, así como de su enfoque en mantener los costos bajos. Así, esperamos retomar vuelo prontamente y seguir consolidándonos como la mejor bajo costo de Latinoamérica”.

La suspensión de vuelos de Wingo inició el pasado 24 de marzo e irá hasta el próximo 30 de abril, fecha en la que la compañía espera poner en marcha su plan de despegue y retomar paulatinamente su operación.

Wingo está con Colombia y continuará trabajando para demostrar que es en los momentos difíciles en donde la buena onda cobra más valor.