12 niños de la Fundación Huellas con Sentido de Vida cumplieron su sueño de conocer el mar, en las alas de Wingo.

Conocer el mar fue el sueño que 12 niños con cáncer de la Fundación Huellas con Sentido de Vida cumplieron, gracias al apoyo de Wingo, la aerolínea más cool de Latinoamérica.

Desde hace ocho años, esta fundación sin ánimo de lucro originaria de Neiva, realiza actividades en el hospital local, dirigidas a niños con cáncer para regalarles risas y ofrecerles un espacio divertido.

Wingo fue el aliado para cumplir este sueño, donde los niños, en compañía de sus padres, disfrutaron de cuatro días en Cartagena, además de montar en avión por primera vez y compartir con la tripulación. Durante tres días inolvidables, los pequeños tuvieron la oportunidad de conocer el mar, las islas de Barú y Playa Blanca, y recorrieron el centro histórico de la ciudad.

“En Wingo sabemos que viajar reconecta a las personas con su esencia, y el mar es un destino terapéutico que ayuda a sobrellevar los momentos difíciles. Por eso, nos llena de felicidad poder ser partícipes y aportar a la felicidad de estos pequeños guerreros que a diario libran las más grandes batallas. Esperamos seguir llevando nuestra buena onda a muchos más colombianos y dándoles alas para disfrutar de cada momento” comentó Juan Sebastián Molano, gerente de comunicaciones de Wingo.