El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, autorizó el incremento del techo de frecuencias aéreas del 30% al 50%, desde el 1 de agosto de 2020

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas será el encargado de notificar a las aerolíneas sobre el porcentaje autorizado

Con la reapertura de operaciones en los diferentes países de la región se espera que aumente paulatinamente la llegada de turistas internacionales

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional expidió el pasado 17 de julio una resolución con la que autoriza el incremento de la capacidad de frecuencias aéreas del 30% al 50% en los aeropuertos del país, a partir del 1 de agosto.   Según esta resolución, “no podrá exceder del 50% de las frecuencias autorizadas a las aerolíneas en su permiso de operación, para lo cual, se designa al Ministerio de Transporte y Obras Públicas se encargue de notificar a las aerolíneas sobre el porcentaje autorizado”.

Quito fue una de las primeras ciudades de la región en reanudar sus operaciones comerciales de pasajeros, las cuales se vienen realizando desde el 1 de junio con un máximo de 30% de las frecuencias que operaban antes de la emergencia sanitaria.

De acuerdo con Allan Padilla, director de Operaciones de Quiport, empresa que opera y administra el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito, “este es el resultado de la exitosa aplicación de las medidas de protección sanitaria y protocolos de seguridad que se aplican en los aeropuertos del país y en particular en el aeropuerto de Quito. Hemos venido trabajando muy duro con las autoridades del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, el Municipio de Quito, la Dirección General de Aviación Civil y las aerolíneas para que el COE Nacional haya tomado esta resolución”.

El directivo reveló que varias aerolíneas que operan desde esta terminal registran una importante demanda de pasajeros y tienen adelantados varios planes para incrementar su oferta hacia y desde la ciudad. “Tenemos que avanzar hacia la recuperación del transporte aéreo que es uno de los pilares en los que se asienta el desarrollo económico de la ciudad y del país. Una red de conectividad robusta nos permitirá aportar a la recuperación de los negocios y el turismo. Estamos trabajando además con el Gobierno para establecer una medida que sustituya al aislamiento preventivo obligatorio (APO) para las personas que puedan llegar al país con un resultado negativo de prueba PCR para covid-19, manteniendo la seguridad”, enfatizó.

A la fecha, varias aerolíneas han anunciado la reapertura de frecuencias internacionales hacia Quito, las cuales se suman a la demanda tradicional de pasajeros nacionales. Por ejemplo, Aeroméxico informó que desde el 1 de agosto se espera retomar la conexión desde Ciudad de México con 3 vuelos semanales. Delta Airlines ajustó el inicio de operaciones desde Atlanta para septiembre 2020.

Por su parte, Avianca reanudó sus operaciones nacionales en Ecuador con 16 frecuencias semanales a Quito, Manta y Guayaquil. Se espera que entre agosto y septiembre se reanuden los vuelos internacionales desde Colombia y otros países vecinos. Otras aerolíneas, como Latam, han iniciado operaciones comerciales de pasajeros al interior del país volando entre Quito, Guayaquil y Cuenca.

En el marco de los 60 años de relaciones bilaterales entre Ecuador y Canadá se desarrolló un breve acto que oficializa el inicio de operaciones de carga de Air Canada en el aeropuerto de Quito, con dos vuelos semanales desde el 21 de julio, sin certeza aún de una fecha para el reinicio de sus operaciones internacionales de pasajeros desde y hacia el Ecuador.

Las aerolíneas que están volando actualmente al Aeropuerto Internacional de Quito y paulatinamente esperan aumentar sus frecuencias son: KLM (desde Ámsterdam), United (desde Houston), American Airlines (desde Miami), JetBlue (desde Fort Lauderdale), Iberia y Plus Ultra (desde Madrid).

Se espera que, con la reapertura de operaciones en los diferentes países de la región, aumente la llegada de turistas internacionales a la ciudad de Quito, la cual se está preparando desde hace varias semanas con todos los protocolos de bioseguridad necesarios para brindarle al turista la seguridad y tranquilidad que necesita durante su estadía.