La industria de las aerolíneas representa una importante fuente laboral en Colombia. Anteriormente predominaban los roles masculinos en los cargos más importantes de la industria, sin embargo, las mujeres están irrumpiendo desde hace varios años, destacándose en roles para los que anteriormente no eran tenidas en cuenta.  Una muestra de ello es que en American Airlines el 42% de posiciones a nivel global son ocupadas por mujeres y actualmente la aerolínea cuenta con más de 130,000 empleados en todo su sistema.

En el mes de la mujer, Mary Ann Gelvez, gerente de Operaciones de American Airlines en Colombia y Ecuador, habla sobre las oportunidades y retos laborales que la industria de las aerolíneas presenta hoy para las mujeres.

A lo largo de sus 37 años con la aerolínea, Gelvez ha desarrollado facultades que la han equipado con el profesionalismo necesario para manejar las ocho estaciones que tiene a su cargo actualmente; Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Pereira, Quito y Guayaquil. Esto sin dejar de lado su vida familiar, pues su labor le ha permitido viajar junto con sus hijos a lugares increíbles y convertirse en un grupo muy unido.

Gelvez empezó su carrera con American en 1982 como agente de tiquetes, posteriormente pasó a ser agente de Servicio Premium del Admirals club de Bogotá, y gracias a su arduo trabajo llegó a ser gerente de este departamento. Buscando expandir su experiencia, regresó a la parte de operaciones como gerente de la estación de Bogotá. A medida que fue ganando experiencia, fue promovida a gerente de operaciones para Colombia, sumándose después de un par de años las operaciones de Quito y Guayaquil en Ecuador.

La labor que realiza en American se basa primordialmente en asegurar que las operaciones de la aerolínea en las estaciones a su cargo transcurran con total eficiencia y seguridad.  La experiencia que ha adquirido le ha permitido inculcar a las personas que trabajan a su alrededor la honestidad y la rectitud en el trabajo para que ellos lo hagan con sus grupos. “Manejamos muchas personas muy jóvenes y es muy importante hacerles entender la magnitud de sus responsabilidades”, dijo Gelvez. “Que cada avión que despega vaya seguro implica una gran responsabilidad, y es necesario que entendamos los motivos por los cuales cada uno de nuestros pasajeros toma un avión”.

Durante sus años con la compañía, Gelvez ha aprendido que la capacidad de trabajo de las mujeres en todos los ámbitos empresariales no tiene límites. “No importa si eres hombre o mujer, puedes llegar hasta donde te lo propongas”, dijo Gelvez. “Tenemos las herramientas necesarias para crecer día a día en todos los aspectos de nuestra carrera profesional dentro de la aerolínea sin importar nuestro género.”

A pesar del desafío que representa trabajar en el sector, Gelvez es una muestra del temple y la constancia que se requieren para lograr objetivos personales y profesionales. “A aquellas mujeres que quieren una carrera en aviación, les digo que si les apasiona, no lo piensen”, dijo Gelvez. “Me ha traído muchas satisfacciones y he conocido infinidad de personas y lugares. Hay que estar convencida, madrugar, trasnochar y saber que tu vida no será igual a la de los demás, pero te encantará”.