Los mercados en los que el contenido doméstico se verá fortalecido serán inicialmente EE.UU., Canadá, México, Alemania, Austria, Suiza, España, Portugal, Italia, Reino Unido, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, China, Tailandia, Australia y Nueva Zelanda, a los que se añadirán otros próximamente.

El plan también se centra en incluir hoteles en destinos secundarios, añadir más tipos de propiedades, aumentar las tarifas reembolsables, junto a otras acciones para captar reservas de última hora.

Hotelbeds ha anunciado un plan con el que pretende dar respuesta a la fuerte demanda de hoteles domésticos de los mayores mercados del mundo, tras el efecto del COVID-19.

Como parte de esta campaña, Hotelbeds tiene previsto añadir 10.000 nuevas propiedades a su cartera global de hoteles antes de finales de año.

Aprovechando su gran capacidad de análisis de datos, Hotelbeds ha podido analizar y comparar los principales corredores, la antelación de las reservas y la duración de las estancias en cada mercado para predecir con mayor precisión las características del aumento de la demanda de las estancias en el propio país.

Como primera fase, la iniciativa se aplicará en EE. UU., Canadá, México, Alemania, Austria, Suiza, España, Portugal, Italia, Reino Unido, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, China, Tailandia, Australia y Nueva Zelanda, a los que se unirán más países próximamente.

Esta estrategia ha recibido un fuerte apoyo entre muchos de los 60.000 clientes B2B de Hotelbeds en todo el mundo – que incluyen turoperadores, líneas aéreas, planes de canjeo de puntos y agencias de viajes -, que también han percibido ese aumento de la demanda en producto doméstico tras la pandemia.

Además de añadir más hoteles domésticos en los mercados mencionados, Hotelbeds ha puesto en marcha una serie de acciones:

• El aumento de su cartera de hoteles en destinos secundarios, a fin de abarcar nuevos destinos vacacionales que sean relevantes para los viajeros nacionales.

• Añadir más tipos de propiedades, por ejemplo: resorts y hoteles rurales.

• Aumentar la disponibilidad de tarifas reembolsables para, de esta manera, transmitir tranquilidad a los clientes finales.

• Reducir los requisitos de estancia mínima y antelación de la reserva para aumentar al máximo la disponibilidad y responder a las reservas de última hora de los viajeros nacionales.

• Lanzamiento de campañas locales dirigidas a sus clientes B2B en los mercados de origen seleccionados, para promover el producto doméstico con ofertas atractivas para este verano.

León Herce, Director de Ventas Global de Hotelbeds, comentó: «A raíz del feedback que hemos recibido de nuestros clientes, y gracias a nuestra propia capacidad de análisis de datos, hemos detectado no sólo el aumento general de la demanda de producto doméstico, sino también la necesidad de disponer de más producto en destinos secundarios y en la diversificación de propiedades.

 «Como podíamos esperar, los hoteleros de estos destinos, muchos de cuales dependían de mercados internacionales que probablemente no viajen a corto plazo, están muy interesados en captar la nueva demanda doméstica y, por ello, nuestros equipos están trabajando para contratarlos lo más rápido posible».