El «Año Santo Compostelano» se prorroga hasta el 31 de diciembre del 2022, debido a la situación especial de pandemia global.

Por: Carla Galindez. CEO De Destinos y Negocios Latam (México).

Santiago de Compostela, en España, celebró el pasado 31 de diciembre la apertura de la «Puerta Santa» acto simbólico y religioso que da inicio al Xacobeo, donde «Todos los caminos conducen a Compostela» para miles de los llamados «Peregrinos» del Camino de Santiago, una ruta única en el mundo por su contenido cultural, social, deportivo, espiritual y muy turístico, siendo este año 2021 y hasta el 2022 una referencia mundial para marcar los objetivos personales de hombres y mujeres de diversas nacionalidades y condiciones sociales que convergen en este lugar, al norte de la península ibérica, desde los diversos «caminos» donde inician su recorrido, que son tan infinitos como sus motivaciones para hacerlo.

La celebración llamada «Enciende el Xacobeo» se transmitió vía televisión y redes sociales, con limitada asistencia de personalidades en un ambiente totalmente atípico para esta fecha tan importante en Europa, pero que luego de 11 años de espera tenían que reflejar «el mejor Xacobeo de la historia» donde los organizadores presentaron un documental con experiencias de diversas personas que han hecho el camino desde muchísimas latitudes, una presentación musical donde participaron artistas de 150 países convocados por el gaiteiro gallego Carlos Núñez y por supuesto la celebración religiosa, que se dio en castellano, francés y portugués.

El ayuntamiento de Galicia y diversas instituciones cuentan con una amplia cartelera de actividades, exposiciones y eventos culturales, que serán desarrollados con las condiciones y límites que indique la pandemia, pero que se verán realzados principalmente hacia las fechas «centrales» del Xacobeo, desde finales de la primavera y el verano de este 2021, esperando que las condiciones estén dadas para que pueda hacerse el camino, que puede llevarse entre 8 días y 3 meses, dependiendo de la ruta y el tiempo que quiera dedicarle el peregrino, ya sea por el camino originario, el camino francés, el portugués, o el llamado camino del norte, que tienen como única meta Santiago de Compostela.