Está comprobado científicamente que sentimientos como el amor benefician la salud del ser humano, pues al ser una de las emociones más fuertes ayuda al funcionamiento del corazón y la condición física de las personas.

El estado emocional y de salud de una persona muchas veces se ve definido por sentimientos de alegría, tristeza, sorpresa, ilusión, nostalgia y amor. Llega el mes de septiembre y con él la celebración del Día del Amor y la Amistad, un momento donde la gente aprovecha para celebrar y reunirse con sus seres queridos más cercanos, amigos, familiares y parejas para expresar su cariño.

En palabras de Clara Lucía Valderrama, Integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife Nutrition, la marca número uno en la categoría de suplementos alimenticios en América Latina*, “la feniletilamina es el compuesto orgánico encargado de producir sensación de bienestar y placer en el cuerpo. Las emociones afectan el buen funcionamiento del corazón, pues con una sola sensación se generan miles de hormonas que pueden traer efectos negativos o positivos a todo el sistema respiratorio. Cuando una persona se enamora o comienza a experimentar el sentimiento de felicidad, su estado físico y su salud de inmediato tienen una reacción que se puede notar en el embellecimiento de su piel, cabello y hasta uñas. Esto se da gracias a los estrógenos que el cuerpo está produciendo.”, comenta Valderrama.

Así entonces, una de las mejores formas de celebrar esta fecha sea con una deliciosa cena. Quizá te gustaría comenzar con un brindis. Puedes usar champaña, la cual, así como el vino, contiene los antioxidantes naturales de las uvas. Los jugos rojos o púrpuras son ricos en polifenoles, los cuales ayudan a aumentar el flujo sanguíneo para apoyar la presión arterial saludable.

Para la entrada, una ensalada colorida es una muy buena opción. Las zanahorias anaranjadas, los tomates rojos, y la espinaca verde oscura, tienen esos colores gracias a grupos de pigmentos antioxidantes buenos para el corazón, conocidos como carotenoides. Para un mayor beneficio, mezcla un poco de aguacate y rocíalo con un poco de aceite de oliva, ya que los carotenoides son solubles en grasa, cuando añades grasas saludables para el corazón en pequeñas cantidades en tu ensalada, ayuda al cuerpo para absorber estos compuestos beneficiosos provenientes de los vegetales.

Para el plato principal, puedes asar pescado fresco a la parrilla. El pescado, por lo general, es bajo en grasa total y grasa saturada, y también es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega-3 que son saludables para el corazón y pueden ayudarte a controlar los niveles de ciertas grasas en la sangre, como los triglicéridos y el colesterol.

¡A los postres diles Sí en Amor y Amistad!

Clara Valderrama explica que “la relación entre el azúcar y el cerebro hace que los postres sean muy apetitosos y que siempre tengamos la tentación de caer con alguno de ellos, ya que la sacarosa es un disacárido compuesto por glucosa y fructosa y el cerebro requiere de la energía que le da la glucosa, que también se obtiene de otros alimentos que contienen Carbohidratos”.

Los azúcares dan sensación de placer y bienestar, por esa sensación se comete el error de comer porciones más grandes y con mayor frecuencia, llevando a un aumento del total de Calorías y más adelante a problemas de sobrepeso y obesidad. Actualmente se pueden preparar postres deliciosos sin necesidad de agregar azúcar.

Por otro lado, En cuanto al helado, este es un alimento que aporta proteína, carbohidratos y grasas por eso su aporte calórico es elevado, además, generalmente se acompaña de salsas y cremas que aumentan ese valor. Lo que se recomienda es seleccionar opciones preparadas en agua, descremados o con yogurt. También hay opciones bajas en azúcar lo que disminuye el aporte de Calorías.

Otra tentación que siempre está presente por estas fechas es el chocolate, presente en muchos de los postres favoritos. Las ventajas de este alimento son la cantidad flavonoides (sustancias contenidas en las plantas)  que tienen funciones antioxidantes y adicionalmente, según estudios científicos,  pueden ayudar a disminuir el “colesterol malo” y el riesgo cardiovascular. Sin embargo, en algunos procesos de obtención del chocolate comercial se pueden destruir los flavonoides, el chocolate que contiene al menos 70% de cacao, es una buena opción. El chocolate es rico en minerales como el potasio, magnesio, fósforo entre otros. Las desventajas de este postre es que su contenido de Calorías es elevado debido a la cantidad de grasa y además al azúcar que le adicionan.

Para finalizar, estos son algunos mitos y realidades sobre los postres:

Mito 1: Todos los postres son malos.

Realidad: No hay alimentos malos, aunque es importante tener en cuenta el tamaño de los postres para no indigestarnos.

Mito 2: Las personas con restricción de Calorías, no pueden comer ningún postre.

Realidad: Depende de la cantidad de Calorías que aporte el postre, por esto es importante conocer los ingredientes de la preparación para saber si se puede o no consumir. Los postres que contienen cremas o salsas pueden contener un mayor aporte calórico.

Mito 3: Es siempre necesario incluir un postre para mejorar la digestión.

Realidad: Generalmente los postres contienen cantidades elevadas de grasa, que no ayudan necesariamente a mejorar la digestión.

Mito 4: Los postres son adictivos.

Realidad: el azúcar da sensación de placer y esta conducta podría llevar a consumirlos cada vez más, pero no tiene ningún componente que haga que el cuerpo dependa de él.

Además de disminuir el estrés y mejorar el sistema inmunológico, se ha comprobado que una alimentación saludable combinada con ejercicio y un estado de ánimo estable, es beneficioso para la salud.

Sorprende a esa persona especial en el Día del Amor y la Amistad con alimentos saludables y deliciosos. ¡Sí se pueden hacer cosas divertidas en la cocina, mientras se come sano y rico!