Identificar una batería pirata puede ser bastante difícil cuando hay replicas que estéticamente pueden parecer garantizar su efectividad. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con las falsificaciones o simulaciones que pueden ser en un inicio más baratas, pero con el tiempo pueden traer consecuencias irreversibles, pues pueden dañarse en muy poco tiempo o averiar el sistema eléctrico del carro por completo, generando gastos que se pueden ahorrar, si desde un inicio se adquieren de marcas reconocidas y de trayectoria que investigan y ofrecen a los conductores y al medio ambiente, productos de calidad.

Por esta razón, los expertos de Baterías Mac comparten con los conductores colombianos algunos de sus consejos para aprender a conocer las baterías que pueden generar daños al vehículo.

Luis Ricardo Rosero Valenzuela, Ingeniero de Producto de Baterías MAC, recomienda a los usuarios que, al momento de comprar una batería, se fijen más en la etiqueta del producto que en el precio. En esta podrán encontrar información, como: indicaciones de uso; precauciones; procedencia; Especificaciones eléctricas; entre otros datos de interés. Sin embargo, no todas las marcas tienen en su etiqueta, las pruebas a las que son sometidas y las certificaciones nacionales e internacionales”. Información relevante y veraz a la hora de asegurar la elección de una batería de calidad.

1. Pruebas de productos: Antes de que un producto salga a la venta, sus fabricantes y productores lo someten ante exigentes pruebas internas, que garantizan que el producto puede competir de acuerdo con su categoría con el resto del mercado.

A través de dichas pruebas, las marcas pueden identificar qué aspectos deben mejorar, reforzar o cambiar. Este tipo de tecnificaciones y procedimientos, generalmente lo llevan a cabo las marcas con experiencia y tradición en el mercado.

“En el caso de baterías MAC, las baterías son sometidas a cuatro pruebas que demuestran su funcionalidad bajo las condiciones más extremas y desafiantes: (1) Capacidad de arranque (-18 grados); (2) capacidad de arranque a (0 grados); (3) capacidad de reserva; (4) capacidad nominal” comenta Rosero.

2. Certificaciones nacionales e internacionales: El que un producto cuente con certificaciones nacionales e internacionales, demuestra que una autoridad reconocida en la industria automotriz avala la calidad de los materiales del producto y los procesos de producción.

Es importante también verificar que tenga todos los sellos originales y que las etiquetas no se vean alteradas, levantadas o pegadas de forma irregular, si es así, lo ideal es abstenerse a comprarla.  Adicional, es mejor comprarla el lugares autorizados.