Fallas en las tiendas en línea pueden representar pérdidas del 5% de las ventas totales.

Colombia se prepara para dos importantes jornadas de comercio electrónico: el Tercer día sin IVA, que tendrá lugar el 21 de noviembre; y el Black Friday, a realizarse el 27 de este mismo mes. Cifras del Ministerio de Comercio y la Cámara de Comercio Electrónico indican que estas iniciativas pueden alcanzar ventas por $6 billones.

En este sentido, Panduit, fabricante de soluciones de infraestructura física, eléctrica y de red para entornos empresariales, asegura que los centros de datos y los proveedores de internet serán claves para garantizar el éxito de estas jornadas. Contar con la infraestructura de red correcta evitará caídas de sitios web, aplicaciones móviles y portales bancarios. Así mismo, garantizará conexiones hasta 4 veces más rápidas para los usuarios.

“En este tipo de eventos, los establecimientos de comercio deben prepararse adecuadamente, ya que en el pasado hemos observado que las pérdidas por cada hora que una tienda online falle, pueden representar hasta el 5% de las ventas totales del día. En las circunstancias actuales este porcentaje podría aumentar”, asegura Marco Damián Territory Account Manager en Panduit.

En su concepto, estudios de compañías de investigación como Gartner e IDC, afirman que, aproximadamente, el 60% de los problemas en la red se relacionan con fallas en la infraestructura física, el 30% con hardware y el 10% con el software. Sin embargo, cuando se presentan complicaciones en los servicios, la mayoría de las veces, los encargados de estas áreas revisan primero el software y al final la infraestructura física, con lo cual pueden perder valiosas horas para encontrar el desperfecto.

Pero las pérdidas por fallas en la infraestructura física no sólo afectan a los establecimientos de comercio. De acuerdo con Panduit, los proveedores de internet pueden ver una disminución de sus ingresos de entre el 1% y 2% en clientes residenciales; y hasta del 15% en clientes empresariales por concepto de penalizaciones. Mientras que el sector financiero las pérdidas por hora podrían llegar a los 80 mil dólares.

En este sentido la compañía destaca que ya se han implementado soluciones de Fibra óptica, capaces de cuadruplicar la conexión a internet, al pasar de un máximo de 100 GB/s a 400/Gb/s, lo cual no solo amplía la velocidad, sino también el alcance de usuarios que se pueden beneficiar de estos avances.

Ante la problemática que representan los días con altos niveles de tráfico en sitios web, Panduit comparte algunas recomendaciones tecnológicas para asegurar la infraestructura:

• Apegarse a estándares internacionales. De esta manera garantizan que los sistemas tendrán la capacidad de intercambiar información y utilizarla. Además de permitir la flexibilidad y escalabilidad de la infraestructura.

• Fortalecer la comunicación entre el áreas de TI y el área comercial. Para preparar la infraestructura de acuerdo con la cantidad de clientes que se esperan­­.

• Realizar pruebas críticas y contar con un DRP (Disaster Recovery Plan). Estas pruebas posibilitan revisar el funcionamiento de la infraestructura en situaciones extremas y crear procedimientos que permitan a las compañías prepararse contra posibles desastres que afecten su infraestructura.

• Garantizar la redundancia en los Centros de Datos. Los Centros de Datos son vitales para el comercio electrónico y la energía es un punto medular de su funcionamiento. Por ello se recomienda contar con respaldos energéticos que aseguren una operación ininterrumpida.

Contar con una infraestructura robusta es fundamental para asegurar el éxito de este tipo de jornadas de comercio electrónico. Por ello es importante revisar que todos los sistemas funcionen perfectamente.