Descubre los mejores consejos para observar en las tranquilas aguas de Maldonado y Rocha la ballena Franca Austral que visita Uruguay hasta octubre de este año.

Las costas del Océano Atlántico Sur son parte de la ruta migratoria de este cetáceo más conocido como la ballena Franca Austral. Durante el verano se alimentan de toneladas de krill en zonas cercanas a la Antártida para luego comenzar su migración hacia Península Valdés (Argentina), Maldonado y Rocha (Uruguay), hasta llegar a Imbituba, Ferrugem (Santa Catalina, Brasil). Mientras que en las aguas más templadas de Uruguay es donde suelen reproducirse y dan a luz a sus ballenatos, lo que se convierte en una ocasión única para visualizar a uno de los animales más grandes que existen hoy en la Tierra.

Pero ¿sabrías decir qué comen? ¿Cómo  puedes verlas? o ¿qué necesitas para conseguir ser testigo de sus rituales más íntimos? Aquí hay algunos útiles consejos que ayudarán a cumplir con las expectativas, siendo respetuoso con las eubalaenas en su estado natural, un mamífero en peligro de extinción.

La observación de los cetáceos en Uruguay se puede realizar desde la propia costa en tierra firme o en embarcaciones. Diferentes empresas privadas ofrecen excursiones en barco que parten desde el puerto de Punta del Este o Piriápolis.

Los signos que hay que buscar en el agua.

Lo más característico es su exhalación en forma de “V”, que puede alcanzar los casi 3 metros de altura, y que toma esta curiosa forma debido a dos orificios respiratorios que tienen en la parte superior y posterior de la cabeza. Para poder distinguir su peculiar respiración el agua tiene que estar en calma, ya que un mar revuelto puede dificultar la visión de su respiración o su aleta caudal. Otra de sus particularidades está en las callosidades de su cuerpo y en que su presencia puede ser anunciada por tener gaviotas revoloteando alrededor.

Equipamiento necesario

No se requiere un equipo profesional para capturar su imagen o simplemente para observarlas, pero sí se recomienda llevar en la mochila objetos básicos para hacer más fácil el avistamiento. Un abrigo para no pasar frío, bebida caliente, algo de comer y unos prismáticos pueden ayudar a concluir la jornada con éxito.

Utiliza las redes sociales

Chequear en las redes sociales donde han visto ballenas o si están en ese momento dirigiste a los puntos estratégicos de avistaje en la costa. Recomendamos seguir los siguientes grupos:  Grupo Red de Avistaje de Ballena Franca y Delfines, @OCC_uy, @La_Pedrera, entre otras.

¿Qué datos hay que conocer de las ballenas? Estos animales se desplazan a una velocidad de entre 15 y 30 kilómetros por hora. Su cabeza está muy desarrollada y mide casi un tercio de su cuerpo mientras que la aleta caudal, la que se encuentra en la cola, es fibrosa y en los adultos puede medir más de 5 metros. En total los machos pueden alcanzar los 14 metros de largo y las hembras los 16 con un total de entre 45 a 60 toneladas.

¿Qué comen? Los ejemplares adultos se alimentan de organismos pequeños que habitan en las aguas principalmente de krill, unos crustáceos de menor tamaño que filtran a través de largas barbas. En cuanto a los ballenatos sus dos primeros años de vida los pasan junto a la madre y pueden llegar a beber entre 200 y 300 litros de leche al día.

Miradores naturales privilegiados

Uruguay dispone de un circuito de lugares naturales estratégicos de la costa. Los mejores puntos para verlas son: Playa Hermosa, Cerro San Antonio, Punta Colorada, Punta Negra, Punta del Chileno, Playa Mansa de Punta del Este entre la parada 23 y la 40, el faro de José Ignacio, La Paloma, La Pedrera, Santa Teresa, Cerro verde y Cabo Polonio.

¿Qué esperas ver?

Si tienes la suerte de poder contemplar estas maravillas de la naturaleza probablemente sea en una de las siguientes situaciones: realizando rituales de apareamiento, ver los nacimientos de las crías, observar a las madres criando a los ballenatos, enseñándoles los trucos del mar y, además, realizando inesperados saltos y danzas entre los ejemplares.

Y por supuesto…no hay que olvidarse nunca de la paciencia. Estos cretáceos pueden soportar hasta 15 minutos sin respirar bajo el agua. En el avistamiento de ballenas no hay nada asegurado, pero con estos consejos puede que en algún momento se consiga un saludo de estos gigantes amigos del mar.