La pandemia generó importantes efectos en la salud mental de los niños, llevándolos a padecer estrés, ansiedad y depresión. Las actividades lúdicas como el dibujo pueden prevenir y diagnosticar algunas de estas problemáticas.

El dibujo, además, contribuye a entrenar su creatividad e imaginación, siendo terapéutico y una de las actividades más recomendadas n el tiempo vacacional.

Es importante que en esta temporada los padres busquen espacios y actividades lúdicas para que los más pequeños puedan distraerse sanamente y disfrutar mientras aprenden.

Llegaron las vacaciones de final de año y, en medio del contexto atípico que se vive, los padres han tenido que desarrollar nuevas estrategias de entretenimiento para ocupar a los niños dado el impacto que la coyuntura ha tenido en ellos.

Según la OMS, la pandemia ha provocado un incremento exponencial de enfermedades relacionadas con ansiedad y depresión en niños, afectando así su calidad de vida. Ahora, en época de vacaciones, que igual están condicionadas a las recomendaciones y medidas de autocuidado, es fundamental crear hábitos sanos para las mentes más pequeñas ya que pueden ser las más susceptibles.

En este entorno tan complejo, es preciso no dejar que la imaginación y creatividad se dispersen por la digitalización que vive el mundo actual, por lo que retomar las actividades lúdicas no solo representa la unión entre seres queridos, sino también una armonía y perfecta formación motriz, emocional y cognitiva, que son de gran valor en una época como esta.

Quizás una de las actividades que ha tomado una importancia significativa ha sido la de dibujar y colorear, ya que es una manera de generar entretención en los niños y fomentar su desarrollo. Mediante esta práctica, podemos ayudarlos a desarrollar distintas habilidades con grandes beneficios para los más pequeños como lo son:

1. Fortalecimiento de la concentración: la pintura y el dibujo son trabajos minuciosos, que requieren de tiempo y detalle. Mediante estas actividades, el ser humano puede llegar a un estado de concentración conocido como Alpha en el que una parte del cerebro es consciente y la otra está en el inconsciente. Este estado se logra también a través de la meditación.

2. Desarrollo la motricidad fina: mediante actividades como la pintura, los niños utilizan sus manos para realizar movimientos pequeños y exactos que desarrollan en sus músculos y nervios la precisión de dichos movimientos.

3. Aumento de la autoestima: al realizar actividades de dibujo o pintura en un ambiente amigable y libre de competitividad, los niños logran superarse a sí mismos y plasmar su estado de ánimo en los dibujos que realizan liberando los aspectos negativos como traumas y conflictos que afectan su autoestima.

4. Desbloqueo de la creatividad: apropiarse de una hoja en blanco y una caja de colores permite a los niños conocer mil oportunidades para crear con diferentes técnicas y una variedad de colores que motivarán su proceso creativo.

5. Expresión de los sentimientos: el dibujo permite a los niños explorar técnicas diferentes que desarrollan la creatividad y les permiten plasmar sus emociones y sentimientos mediante sus obras, este es el primer paso para después hacerlo en su entorno inmediato.

“Durante la pandemia las categorías de escritura fueron afectadas debido a que las clases fueron interrumpidas y continuaron desde casa, sin embargo, los lápices de colores tuvieron de las menores caídas, ya que los niños encontraron en colorear una gran actividad para realizar en casa durante los grandes periodos que han pasado en sus hogares. Dibujar es importante ya que permite expresarnos libremente, dejando que la imaginación vuele, por medio del dibujo se puede identificar algunos problemas que los niños tengan en su desarrollo tanto físico como emocional”, comenta Rosana Guerra, Gerente Sr. de la categoría de colores Prismacolor para LATAM.

Es sabido que uno de los mejores modos de diagnosticar los problemas que pueden padecer los niños es a través del dibujo. Los patrones de conflicto se ven reflejados en aquello que se pinta y dibuja, lo cual resulta ser un medio infalible para escuchar a los pequeños de formas alternativas al habla.  También resulta ser una excelente estrategia para dejar fluir la imaginación y reforzar la creatividad. Por esto en el tiempo vacacional, más aún previo al retorno a clases, es recomendable entrenar el dibujo de los infantes.

Prismacolor, una de las marcas más tradicionales y concurridas por su famosa calidad del color, tendrá su primer Prismacamp, un campamento de verano ideado para inspirar a los niños a crear en grande. El ingenioso evento parte de un concurso que invita a los niños a proponer su versión del famoso tucán de Prismacolor, conocido como uno de los animales más coloridos provenientes de Suramérica, los niños tendrán la oportunidad de pintar y presentar sus propuestas para participar en la competencia por la entrada al Prismacamp y un kit de la marca.

La invitación para los niños es dibujar una nueva imagen creativa que incluya al tucán de Prismacolor y compartir el resultado con el #InspiramosACrearEnGrande y taggeando a @prismacolor_latinoamerica, se seleccionarán a 12 ganadores que harán parte de la experiencia que este novedoso campamento recreativo ofrece, tienes hasta el 12 de enero para participar. El prismacamp estará dividido en cuatro clases virtuales, para garantizar el cuidado y protección de los niños, donde se contará con la participación de una de las artistas más conocidas de Colombia, quien enseñará técnicas de dibujo, tips para pintar y, además de compartir un momento de calidad, se concentrará en inspirar y animar a los niños para que sigan dibujando y participando en espacios lúdicos. De igual modo se premiará con kits a los niños más participativos y talentosos para fomentar sus capacidades.

La apuesta terapéutica del dibujo y el color en niños promueve la atención plena y los entrena para volver a clases mientras los divierte; así como la participación en concursos trabaja para agudizar destrezas y talentos, enseñándoles que con apoyo y confianza pueden destacar y alcanzar lo que se propongan.